El chocolate es un producto muy querido. Debido a que está tan presente en la vida de muchas personas, es posible innovar en varias opciones y beneficios vinculados a este producto. Ya sea en envases más pequeños, facilitando el consumo en cualquier momento, ofreciendo opciones más saludables y lo más importante de todo: innovar en sabores. Después de todo, el consumidor valora mucho el sabor de un producto.

Según informes publicados en Mintel, las marcas buscan cada vez más la innovación en los chocolates. Los nuevos sabores están apareciendo como una forma de estimular los sentidos, además de ofrecer una experiencia diferente, principalmente en Europa y Asia. Sin embargo, en diferentes mercados, el gusto aparece como el principal motivo para comprar productos como los bombones. 

En Europa, por ejemplo, la indulgencia es uno de los motivadores para consumir este producto, con el 78% de los británicos priorizando el sabor al elegir entre productos de chocolate, y casi la mitad de los británicos y alemanes estarían motivados a comprar chocolates que tuvieran un nuevo sabor.

Sin embargo, es necesario alinear las expectativas del consumidor para asegurar la percepción de una buena relación calidad-precio y también motivar la compra por curiosidad.

Desde 2018, los sabores que más aparecen en los lanzamientos son avellana, caramelo y almendra, sin embargo, los sabores de frutas y caramelo salado se han vuelto cada vez más habituales.

Sabores de frutas

La naranja, por ejemplo, ya es bien conocida por los consumidores brasileños y los sabores cítricos, a su vez, brindan una experiencia sensorial adicional en sabor y aroma, como en los ejemplos:

Sabores con toques salados

Los sabores que aportan un toque salado, estimulan distintas sensaciones e incluso la percepción de sorpresa, algo que bien expresa el caramelo salado, por ejemplo. Sin embargo, otras formas de llevar esta mezcla sensorial como picante e incluso dulce ahumado pueden ser alternativas diferentes para la categoría.

En Japón, la marca Kit Kat ha tenido éxito en sus creaciones. Ya ha habido más de 300 sabores locales como wasabi, sake, salsa de soja e incluso sabor a pastilla para la garganta para eventos deportivos. Todo ello ligado a la pertenencia cultural de esa región, aportando identidad a través de la comida. De esta forma, apelar a la regionalidad trae el sentimiento de pertenencia o, incluso, de viajar sin salir del lugar.

Sabores que estimulan los sentidos

Es probable que los productos que estimulan los sentidos despierten el interés y mantengan comprometidos a los consumidores. Rememorar momentos de placer e intensidad, estimular el gusto, el tacto y el olfato hacen que la experiencia sea memorable y se puede lograr a través de referencias a la indulgencia de un postre o incluso bebidas alcohólicas, con o sin alcohol.

De esta forma, lo que nos muestran las marcas de éxito es que es necesario entender a sus consumidores y escuchar su creatividad. En tiempos en los que buscamos nuevas emociones, momentos de felicidad y placer, explorar nuevas fronteras es una gran salida para los chocolates.

Cuente con MasterSense para sus proyectos de innovación en chocolate para que juntos podamos satisfacer las demandas de sabor de nuestros consumidores.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *